Teatinos en México 30 | Editorial

El Señor de la Vida permanezca con todos ustedes, queridos lectores.

Después del regalo de la espiritualidad teatina, presente en la Iglesia por
gracia de Dios desde hace 481 años, preguntamos si todavía es vigente para
nuestra realidad actual de nuestro mundo globalizado, y específicamente, en los
lugares donde nos hacemos presentes, teatinos y teatinas.

Desde esa perspectiva, hemos realizado este trabajo de reflexión para nuestras
vidas como Familia Teatina. Esta espiritualidad surgió en un momento de crisis
para dar respuesta a la llamada constante que nos hace Dios para vivir en
fidelidad al Evangelio. Hoy, no podemos perder de vista ningún momento para
revisar y actualizar el mensaje evangélico, nuestro ser profetas, nuestro ser de
Dios, encarnándonos como lo hizo nuestro Señor Jesucristo y haciendo presente al
Dios que nos ha revelado Jesucristo, un Dios de amor y de misericordia.

Nuestra formación como cristianos y como teatinos debe ser comprometida y debe
ser encausada a encarnar esta espiritualidad en nuestra misma Iglesia, con
nuestro pueblo, el pueblo de Dios.

Esperamos que sean unas ideas de reflexión para todos los artículos contenidos
en este número y ojalá trabajemos como verdadera familia para seguir en
fraternidad haciendo presente el Reino de Dios, confiamos en su Providencia,
pero con una esperanza activa para responder positivamente a la misión que Él
nos ha encomendado.

Contagiémonos de esperanza y de alegría en el Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *