Colaboradores de Cayetano: Bonifacio De Colle, Juan Pedro Carafa y Pablo Consiglieri

–       La nueva modalidad de vida religiosa, como medio de restauración del espíritu eclesiástico, concebida por Cayetano, debió parece absurda, como tal, al fracaso más rotundo, a quienes no estaban dotados de su clarividencia genial

–       Cayetano, vino a Roma traía su plan de reforma perfectamente madurado

  • Expuso a su amigo, Bonifacio De Colle, sus proyectos de fundación de una Compañía de simples clérigos
  • Los planes de Cayetano entusiasmaron a De Colle
    • Colaboro personalmente en la realización de aquella empresa
    • Ofreció su domicilio para sede provisional del Instituto del Proyecto
  • Llegaron a oídos del obispo de Chieti y arzobispo de Brindis, Monseñor Juan Pedro Carafa
    • Nació el 28 de junio de 1476 en el castillo de Capriglia
    • Sus padres fue Juan Antonio Carafa y Victoria Camponeschi
    • Sus hermanos fueron Juan Alfonso, María, Beatriz, Diana, Isabel, Juana
    • Recibió la tonsura clerical a los 18 años
    • Participó en la corte de su tío, el cardenal Oliverio Carafa, arzobispo de Nápoles
    • Rehusó un obispado a los 18 años
    • En 1500 entró como camarero secreto, en la corte de Alejandro VI
      • En la curia del Papa Borgia, se mantuvo incontaminado
    • 30 años más tarde, fue cardenal
    • Julio II, en 1503, a los 28 años, fue nombrado protonotario apostólico
    • El 20 de abril de 1513, asistió a la sesión sexta del V Concilio de Letrán, que fue presidida por León X
    • En 1513 fue enviado a la corte de Enrique VIII como Nuncio de Inglaterra
    • Carlos V otorgo el arzobispado de Brindis, el 20 de diciembre de 1518, sin renunciar a la de Chieti
    • Permaneció en España hasta los primeros meses de 1520
    • De regreso a Roma, en la primavera de 1520, tomó parte en las reuniones de teólogos, que tuvieron como resultado la condenación de Lutero

–       Carafa tuvo la actitud suplicante de pedir el último puesto en la Congregación

  • Cayetano se esforzó por convencerlo de los motivos que le impedían aceptar su petición
  • Carafa se levantó, y, echándose a los pies de Cayetano, exclamó en tono patético:
    • “Si hacéis el sordo a mis razones, y mantenéis la negativa, vos responderéis de mí ante el tribunal de Dios”
    • Maravillado y conmovido, Cayetano se hincó de rodillas, y, abrazándose al Prelado, no acertó sino a decir:
      • “Monseñor, tened por cierto que no me apartare de vos”

–       Carafa no iba solo, iba acompañado del sacerdote Gislerio Consiglieri

  • Que en su profesión religiosa adopto el nombre de Pablo

–       Quedando solos: Cayetano, De Colle, Carafa y Consiglieri

  • Tenía por colaboradores dos sacerdotes y un obispo
  • Miembros del Oratorio del Amor Divino
  • De solidas virtudes interiores
  • Unidos por el mismo anhelo la reforma universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *