Apostolado en Verona.- La iglesia de los Santos Siro y Libera.- La compañía del Santísimo Cuerpo de Cristo.- Humildad del Siervo de Dios.- Su talento organizador.- Nuevo hospital para sifilíticos

–       La actividad de Cayetano y los frutos de su apostolado en la Compañía de San Jerónimo no tardo en divulgarse por las ciudades vecinas

–       Llegó a Vicencia el Protonotario de Thiene, y el éxito de su apostolado en el Oratorio de San Jerónimo llego a solicitar su incorporación a la Hermandad vicentina, con intercambio de privilegios y bienes espirituales

  • El 9 de julio de 1519, se realizaba la incorporación
  • “Yo, Cayetano de Thiene, indignísimo sacerdote, aceptado como el último de los hermanos de esta santa Asociación, me he inscrito el 10 de julio de 1519”

–       La reorganización del Oratorio, estableció sabias reglas

  • En ellas prescribe Cayetano las frecuentes reuniones, la piadosa lectura, la oración mental y vocal, la devoción y exactitud en los sagrados oficios, la pureza y el esplendor de las ceremonias del culto, la observancia y solemnidad de las fieastas, la frecuencia de sacramentos, una tierna devoción a la pasión Jesucristo y a la Santísima Virgen, la oración por los difuntos, la modestia y pureza de costumbres, el cuidado de los enfermos, la caridad con los pobres, la enseñanza de la doctrina cristiana, la concordia entre los cofrades
  • Con el ejemplo de Cayetano, logró infundir en todos ellos tan gran fervor y piedad que más que simples cofrades parecían religiosos
  • Cayetano imprimió el máximo empuje a la humilde Compañía

–       El hospital de incurables se transformaba gracias al médico poeta Jerónimo Fracastoro (1480-1553)

  • Precursor en la especialidad terapéutica antisifilítica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *