Selección y formación entre los teatinos

  • Lo más importante en la formación teatina es la calidad y no la cantidad.
  • En la casa había un padre anciano, el P. Marcos Veneciano, había perdido sus facultades y el control su cuerpo; acercarse a él significaba poner en marcha todo el abanico de la virtud de la caridad.
  • Marinoni no tuvo otra ocurrencia que asignar al P. Veneciano al novicio abogado y sacerdote, Avelino.
  • El 25 de enero de 1558, fiesta de la conversión de San Pablo, Andrés Avelino emitía su profesión teatina en manos de su maestro y superior, Juan Marinoni.
  • Andrés Avelino había entrado al noviciado el 30 de noviembre de 1556 y el 27 de enero era presentado a la comunidad.
  • El P. Marinoni, maestro de santos, moría en San Pablo el 13 de diciembre de 1562.  Lo enterraron en el cementerio conventual junto a su amigo de aventuras, el P. Cayetano que había muerto 15 años antes.
  • Avelino, en el seno de la orden fue un extraordinario formador de teatinos:
    • Fue fundador de casas, compañero de Burali como arzobispo de Piacenza, amigo de san Carlos Borromeo en la reforma de la Iglesia de Milán.
    • Burali murió arzobispo y cardenal de Nápoles en 1578.
  • Nace ya en aquellos tiempos una devoción propia de los teatinos:
    • La coronilla de los doce privilegios de la Inmaculada Madre de Dios,
    • Propagador nuestro del beato Andrés Avelino.

“Ninguno de los demás se atrevería a juntárseles, aunque el pueblo se hacía lenguas de ellos”.

(Cf. Hch 5, 13Hch 5, 13
Spanish: Biblia Dios Habla Hoy - DHH

13 Ninguno de los demás se atrevía a juntarse con ellos; sin embargo, la gente los estimaba mucho.g

WP-Bible plugin
)

  • Toda verdad es que el camino de la cruz y de abnegación es seguida de muy pocos.
  • Muchos quisieron entrar en ella, y algunos vienen con grandísimo fervor, mas luego no perseveran.
  • El número es enemigo de la calidad.
  • Aquellos hombres que se proponían por meta la reforma de la Iglesia estaban convencidos de que ésta no se llevaría adelante sino con unos hombres que encarnasen en su  ida y predicasen con su ejemplo la vida apostólica: El seguimiento de Cristo tras la cruz desnuda.
  • Hemos de huir de estas cuatro cosas:
    • La relajación de la disciplina;
    • La multitud de profesos (P. Scotti);
    • El trato y la atención a las mujeres;
    • Asegurarnos la posesión y abundancia de riquezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *