La regla de vida de los teatinos

Núcleo de ser teatino
(idea original de san Cayetano)

“Si Dios me concede la gracia de poner los ojos del sacerdote secular una congregación de clérigos que sean a la vez religiosos, estoy convencido de que la transparencia de éstos, su pobreza, su modestia, la santidad de su vida harán detestable el vicio y moverán a los demás a la práctica de la virtud” .

  • Dieron el primer paso en el seguimiento de Cristo renunciando públicamente a sus beneficios y prebendas, a fin de vivir “del altar y del evangelio”.
  • El mendigar quedaba excluido.
  • En un principio, no es la regla la que hace al teatino, sino que es el teatino el que hace la regla.
  • Define al teatino = Caridad.

“Y lo que me queda por decir lo captarás mucho mejor de vista y de palabra que por escrito”

(Bonifacio De’Colli).

Carta de Bonifacio De’Colli a Mateo Giberti

El texto de la carta se puede encontrar al hacer clic aquí.

  • Se podría considerar el resumen de las constituciones.
  • La carta no lleva fecha, pero se sugiere la de 1527.
  • Se funda en las sagradas normas.
  • Concibe a los votos como:
    • Pobreza:
      • Nadie posee cosa propia.
      • Viven en común y del común.
      • No se permite mendigar.
      • Viven de las limosnas.
      • Sirven gratuitamente al altar y al evangelio.
      • No se manda ni prohíbe forma de vestido o determinado color, que sea de acuerdo a clérigos honestos.
    • Castidad
      • Obliga a la integridad del cuerpo.
      • A la de los sentidos.
      • A la lengua.
      • A los pensamientos.
      • A los afectos del corazón.
      • A la sobriedad en la comida.
    • Obediencia:
      • Primero a Dios.
      • Ministros.
      • Cohermanos.
  • Formación:
    • Ningún novicio será admitido sin antes someterle a una prueba.
    • Es indispensable el consentimiento de todo el capítulo.
    • Es confiado a un religioso que le instruya, con la ayuda de Dios, y le informa sobre la nueva vida.
  • Sacramentos:
    • Se administran gratis.
    • Pureza de Intención.
    • Fidelidad.
  • Donde falta la caridad, falta todo.
  • Poseyendo la caridad, se poseen todas las cosas.
  • Si no se vive alguno de los votos no hay unidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *