Oraciones a san Cayetano

Oración I

¡Oh, glorioso san Cayetano, Padre de Providencia!,
no permitas que en mi casa me falte la subsistencia
y de tu liberal mano
una limosna te pido en lo temporal y humano.

¡Oh, glorioso san Cayetano!, Providencia, Providencia, Providencia.

(Aquí se pide la gracia que se desea conseguir)

Padrenuestro; Avemaría; y Gloria.

(Jaculatoria:) Glorioso san Cayetano, interceded por nosotros ante la Divina Providencia.

Oración II

¡Oh, glorioso san Cayetano,
aclamado por todas las Naciones “Padre de Providencia”
porque con portentosos milagros socorres a cuantos te invocan con fe en sus necesidades!

Te suplico me obtengas del Señor oportuno socorro en las angustias presentes
y sea ello prueba de la bienaventuranza eterna. Amén.

Santísima Trinidad, ¡Oh, Divina Providencia!
Concédeme tu clemencia, por tu infinita bondad,
arrodillado a tus plantas, a Ti portento de toda caridad,
te pido por los míos casa, vestido y sustento.
Concédenos la salud, llévanos por buen camino,
que sea siempre la virtud que guíe nuestro destino.
Tú eres toda mi esperanza, eres el consuelo mío, en Ti creo, en Ti confío.
Tu Divina Providencia se extienda a cada momento
para que nunca nos falte casa, vestido, sustento
y los santos sacramentos en el último momento.

Oración III

Glorioso san Cayetano, aclamado por todos los pueblos Padre de Providencia
porque socorres con grandes milagros a cuantos te invocan en sus necesidades:
acudo a tu altar, suplicando que presentes al Señor
los deseos que confiadamente deposito en tus manos.

(Aquí se expresan las gracias que se desea obtener)

Haz que estas gracias que ahora te pido,
me ayuden a buscar siempre el Reino de Dios y su Justicia,
sabiendo que Dios
(que viste de hermosura las flores del campo
y alimenta con largueza las aves del cielo)
me dará las demás cosas por añadidura.
Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *