Archivos de la categoría Teatinos en México

Fallecimiento del R. P. Alonso Álvarez Turiel, C. R.

Reverendo Padre Alonso Álvarez Turiel, C. R. Foto del padre Alonso Álvarez Turiel, C. R., en el comedor de la casa provincial
De parte del Prepósito Provincial de los teatinos en México, muy buenos días a todos los teatinos y teatinas, religiosos y seglares, de la provincia de Nuestra Señora de Guadalupe y San Cayetano.

Con la alegría del Señor les informamos que en esta madrugada, a la _01:34 a.m., día de la Transfiguración del Señor, un día antes de la fiesta de nuestro santo fundador, san Cayetano, nuestro querido hermano el reverendo padre Alonso Alvarez Turiel, C. R., ha partido a la casa del Padre.

Nuestra oración por el descanso eterno de nuestro querido hermano, padre Alonso, quien entregó siempre su vida al servicio y mostró con este ministerio el amor del Padre esta tierra mexicana, la cual tanto le quiso.

Palabras del padre General al padre Alonso Álvarez Turiel

Palabras del Padre general al P. Alonso Álvarez Turiel

Querido P. Alonso, a través del P. Carlos,
quien me tiene informado durante estos días de
su estado de salud, quiero hacerle llegar mis
sentimientos de cariño. Ante la Virgen del Castañar
le hemos tenido todos muy presente.
Seguiré recordándole en la oración.

Un abrazo muy fuerte.

P. Valentín Arteaga, C.R.,
Prepósito General

XVI Capítulo provincial ordinario (2014)

Viernes 21 de febrero de 2014.

A todos nuestros hermanos Teatinos en el mundo.

Queridos hermanos en el Señor, les deseamos la Paz en nuestro Señor Jesucristo. Con el alma llena de gozo les anunciamos los resultados de nuestro Capítulo Provincial.

Nos reunimos en nuestra casa San Cayetano de Atizapán de Zaragoza. En un clima de paz y fraternidad, llevados de la mano por nuestro querido  Prepósito General P. Valentín Arteaga y Sánchez-Guijaldo, CR, y con la asesoría valiosa del P. Matteo Bronnerbberg, CR., acordamos las líneas de trabajo para nuestra Provincia.

Deseamos trabajar más en nuestro SER TEATINO, apegarnos a nuestras Constituciones, ponerle corazón a nuestras comunidades, trabajar por las vocaciones y tener una mejor comunión de bienes. Esta será la tarea del nuevo gobierno.

  • P. Salvador Rodea González, C.R., Prepósito Provincial.
  • P. Eduardo Bello Sánchez, C.R., Vicario Provincial y 1.er Consultor.
  • P. Octavio Sánchez García, C.R., 2.° Consultor.
  • P. Argimiro Sandín Fuentes, C.R., 3.er Consultor.
  • P. Ernesto Ake Trijillo, C.R., 4.° Consultor.
  • P. Rogelio Lázaro Rodríguez, C.R., 5.° Consultor.

Doy fe.

Secretario del Capítulo Provincial.

P. Rogelio Lázaro Rodríguez, CR.

Comienza a repartirse el Calendario 2014

Calendario provincial (2014) | Portada y contraportadaEsta semana ha comenzado ha repartirse en nuestras iglesias, casas y obras, los ejemplares impresos del calendario provincial de este año (2014).

El calendario de este año gira en torno a la figura de san Cayetano de Thiene, fundador de los Clérigos Regulares.

Para todos los teatinos en México se han elaborado 6,000 ejemplares de este calendario, los cuales se irán distribuyendo entre los fieles, amigos y bienhechores que nos acompañan en este estilo de vida consagrada.

El calendario puede verse desde la siguiente página:
http://www.teatinos.mx/almacen/fotogaleria/calendario-provincial-2014/

Hagamos memoria | Misa de primer aniversario de la partida del padre Cayetano

Esquela del Reverendo Padre Cayetano Rossell i Clivillers, C. R.Este lunes, 12 de agosto de 2013, celebramos el primer aniversario de la partida a la casa del Padre de nuestro muy querido padre Cayetano Rossell, C.R.
Los invitamos a conmemorar lo juntos con una eucaristía a las 7:00 de la tarde, en el Santuario Nacional de San Cayetano (avenida Montevideo, 323, entre las calles de Cienfuegos y Matanzas, delegación Gustavo A. Madero, D. F.)

 

Teatinos en México 50 | Editorial | «El cielo está siempre más alto»

Hay que mirar hacia arriba porque el cielo está siempre más alto. Es la convicción que nos dejó el gran sacerdote san Andrés Avelino, y que durante los años 2007 y 2008 nos recordó el título de un librito del Padre General, Don Valentín Arteaga, a propósito del año jubilar “aveliniano” en que festejamos los 400 años de su tránsito al cielo. Cabría preguntarnos ¿qué nos ha quedado de esa conmemoración dos años después de su clausura? En efecto, el día 10 de este mes de noviembre celebraremos de nuevo la fiesta litúrgica del 402° aniversario del tránsito de san Andrés Avelino, gran maestro espiritual de nuestra Orden, pero muchos pendientes quedan en nuestra vida si la comparamos con ese itinerario espiritual suyo.

Es por eso que nuestra Provincia, al proponerse renovar varios aspectos de su seguimiento evangélico, decidió emprender también la reforma del boletín con el que se comunica con su fieles e informa a sus colaboradores. Los cambios que podrás notar al leer estas páginas son varios, tanto de forma como de fondo: los más obvios son los de formato al que, en un esfuerzo por enfrentar los retos que nos dejó la más grande crisis económica de nuestro país, cambiamos el tipo de papel para abatir costos. Pero este cambio lo equilibramos, con el auxilio invaluable de nuestro equipo de sistemas e impresión, mediante una reforma integral del diseño gráfico, al que le cambiamos desde el software utilizado (ahora usaremos Adobe® Illustrator®), hasta la tipografía (hoy en día escribimos usando la familia de fuentes Schneidler). En cuanto al fondo, tras aplicar una encuesta entre nuestros lectores, eliminamos las secciones menos apreciadas para fortalecer el contenido, al tiempo que ampliamos el espacio para la difusión de las actividades, los horarios y los servicios, de cada una de nuestras casas y parroquias. A partir de este número nuestra intención es difundir más todo lo teatino, acrecentar y fortalecer la Familia Seglar Teatina, comunicar a tiempo nuestras invitaciones así como siempre seguir reportando con gusto nuestras actividades.

Con las presentes transformaciones, estamos persuadidos de llevar hasta ti el doble de la información que recibías a la mitad del costo que esto representaba, mientras esperamos que dichas innovaciones contribuyan a la construcción del Reino de Dios.

Carlos Gómez Ruiz, CR
Director

Teatinos en México 30 | Hagamos memoria | Memoria del común de las comunidades religiosas

Memoria del común
de las comunidades religiosas,
de la distinción del quehacer teatino

Lic. Mariana Méndez Gallardo
México, al igual que muchos otros países de Centro y Suramérica, es un mundo de contrastes: rico en recursos naturales, pero clamando por los valores del Reino de Dios; sumido en cultura y diversidad, pero ansiando alcanzar situaciones de más justicia igualdad, solidaridad y paz.

Las estructuras de víctima/victimario, en vez de borrarse en una humanización integradora, escinde la brecha entre las diferencias, entre las desigualdades entre ricos y pobres, infiltrando en los procesos de las vidas de las personas el discurso de nuevos pobres, nuevas formas de marginación que en otras épocas eran impensables.

Ante este panorama desencarnado, los procesos de la Vida Religiosa deberán orientar la realización del hombre con el mundo, del hombre con los otros y del hombre con el Dios que da vida. México necesita de comunidades religiosas que velen por estas necesidades humanas, necesidades comunitarias que no pueden ser solucionadas por la mera experiencia del Dios institucionalizado, externo y ajeno a estas realidades, sino de un Dios que, encarnado, asume la condición y la experiencia del contexto que clama la presencia del Padre Providente.

Así, las comunidades religiosas en nuestra actualidad, se enfrentan al compromiso de encarnarse, de asumir la condición de hombres y mujeres nuevos, de renovarse desde el interior mismo de la vivencia religiosa, sobrepasando el tiempo de la institucionalidad que ha caducado y que ya no da respuesta a este clamor humano.

Las comunidades religiosas latinoamericanas están reflexionando sobre su vida en el contexto de la sociedad contemporánea, y están planificando su renovación a base de esta reflexión. Actualmente, esta reflexión ha centrado la atención en la opción por el pobre y por la mujer y lo femenino, en la opción por los jóvenes y en la nueva ecclesia.

Y es, precisamente en este contexto de comunidad religiosa, donde las “teatinas” encarnan su ser de Iglesia. Donde, en su condición de mujeres, asumen, en el contexto mexicano y latinoamericano, los compromisos concretos que deberían ser guía y motivo de cualquier entusiasmo de comunidad religiosa.

Las comunidades, particularmente las comunidades religiosas mediante este proceso de renovación, se hacen preguntas más profundas respecto a su identidad, su carisma y su espiritualidad ante las realidades duras que se encuentran a diario en esta sociedad, sociedad que en los albores de los 70 dieron lugar al arribo de las Religiosas Teatinas de la Inmaculada Concepción en México.

Desde el 10 de mayo de 1969, cuando llegaron Sor María del Rosario Casarrubios Peláez, delegada de la Madre General, y Sor Purificación Faure Pérez, maestra de novicias a hacerse cargo de un grupo de jóvenes que deseaban pertenecer a la Congregación Teatina, esta comunidad abrió los brazos a la realidad mexicana que se vivía y que en gran medida se sigue viviendo hoy en día.

En aquella época, el Padre Antonio March, C. R. quería fundar una congregación que se llamara “Misioneras Auxiliares Teatinas”, ¿por qué habrían de llamarse “auxiliares” sino porque se necesita la presencia Teatina para dar paso a los valores del Reino?

Para realizar su proyecto, el Padre Antonio había logrado reunir a un grupo de diez jóvenes mujeres con la ayuda del Pbro. Leonardo Celio de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, de la Comunidad de Los Rodríguez, San Miguel Allende, Guanajuato.

Este grupo de jóvenes se congregó en Lindavista, Cuzco 752, bajo la dirección del Padre Antonio por espacio de tres años. Sin embargo, por insistencia de las familias de dichas jóvenes que querían llevárselas de regreso a sus hogares porque no profesaban, el Padre Antonio, decidió, a instancias del P. Jaime Prohens, en ese tiempo Provincial de los Teatinos residente en USA, pedir a la Madre general de las Teatinas, Madre Micaela Montserrat, que la congregación se hiciera cargo del grupo y las formaran como Teatinas, desistiendo así de su intento de fundar una congregación nueva.

Las primeras Religiosas Teatinas Mexicanas, profesaron el 19 de octubre de 1970 en el Templo de San Cayetano. Desde entonces, han encontrado su lugar en la Iglesia y viven entregadas a la oración y el trabajo, colaborando con los PP. Teatinos y con los párrocos de los lugares en donde se establece una Comunidad Religiosa, en la pastoral parroquial en general. Sucesivos grupos han ido profesando, y en la actualidad, hay en la Provincia Americana, “Nuestra Señora de Guadalupe” (nombre oficial desde el 16 de abril de 1984), cuarenta religiosas: tres españolas, dos puertorriqueñas y treinta y cinco mexicanas.

Asimismo, se preparan en el noviciado dos jóvenes que quieren profesar dentro del carisma y espiritualidad de Madre Úrsula, fundadora de esta comunidad religiosa femenina.

La primera casa, Cuzco 752, Colonia Lindavista, D. F., es la sede de la Provincia. Además de ésta, hay seis comunidades más que se han ido constituyendo con el paso de los años: una en la Colonia Roma, Distrito Federal, dos en Puerto Rico, una en Miami, una en Celaya, Guanajuto, y, la última en formarse, se halla en Santiago Acutzilapan, municipio de Atlacomulco, Estado de México.

En cada una de estas comunidades, las religiosas teatinas tratan de hacer realidad la norma de vida de Madre Úrsula Benincasa, que, asumiendo la concreción de su tiempo, quería que sus hijas vivieran ALEGRES, DANDO UN SERVICIO GOZOSO A LA IGLESIA, Y QUE ÉSTE FUERA SÓLO POR AMOR, amor que sólo es real en la necesidad que la Iglesia, en tanto ecclesia, en tanto que asamblea comunitaria aclama en su tiempo.

En tres comunidades, Colonia Roma, D. F., San Juan Puerto Rico y en la de Celaya, Gto., la labor consiste en atender a jóvenes universitarias que emigran de sus lugares de origen en busca de centros de estudios superiores y se hospedan en las Residencias Teatinas destinadas para ese fin, donde son acogidas en un ambiente familiar, y se les brinda, además, la oportunidad de seguirse formando humana y cristianamente.

Otras tres comunidades se dedican a la enseñanza y educación de niños desde edad preescolar hasta que terminan su educación primaria, así como a la labor pastoral parroquial con línea directa en la Evangelización y Catequesis en todos los niveles. Una es la de Mayagüez, Puerto Rico, la segunda se halla en Miami, Florida (Estados Unidos), y la otra, una escuela parroquial en Santiago Acutzilapan, Edo. de México. Por último, está la Comunidad de la Casa Provincial y Noviciado, donde la labor consiste precisamente en formarse, tanto para ser Religiosa Teatina, como para el campo profesional. Además colaboran en la coordinación de la Catequesis parroquial, la administración y parte de la liturgia.

De esta manera, la Religiosa Teatina hace su aportación a la Iglesia, buscando como Comunidad Religiosa, testimoniar el Amor de Dios, gratuito, misericordioso, redentor y quiere mostrar al mundo los frutos de ese amor, los frutos del Espíritu Santo: caridad, alegría, paz, comprensión, gozo… (Gál 5,
22 y ss), en “la búsqueda y anuncio apasionados del Reino de Dios”.

Conscientes de la herencia recibida en el Carisma Teatino y aceptando la invitación que el Congreso Internacional de Vida Consagrada hace a toda la Vida religiosa, quieren “devolver a la Vida Consagrada todo su encanto y decir no a la frustración, la monotonía, la desilusión… a inventar, innovar y avanzar despojadas” de las cargas inútiles y revestidas del Evangelio, sintiendo y actuando el amor.